control inventarios sistemas

¿Qué es el control de inventarios y qué sistemas de inventarios existen?

Un control de inventarios hace alusión a todos aquellos procesos que participan en el suministro, almacenamiento y acceso adecuados de los productos con los que cuenta una compañía, ya sea de materias primas para la fabricación o de artículos destinados a la venta.

Hacer un buen control de esto incide de manera positiva en el desempeño y rentabilidad de todo negocio, ya que se trata de un mecanismo que administra sus recursos de forma eficiente por medio de un correcto flujo de información que permite tener datos actualizados de todo aquello que está almacenado, en uso o en tránsito.

Quizás te interese leer: ¿QUE SON LOS SISTEMAS DE INVENTARIOS PERPETUOS Y COMO AYUDAN A MI NEGOCIO?

Para lograr estos beneficios, el control de inventarios se subdivide, a grandes rasgos, en dos aspectos fundamentales:

  1. Gestión: refiere a la administración del inventario, saber específicamente qué se tiene y dónde se encuentra.
  2. Optimización: incremento de las ganancias de la compañía gracias al buen manejo del inventario, pudiendo dar soluciones cuando no hay existencias de cierto producto, contactando oportunamente a proveedores y dando una mejor atención a los clientes, por poner algunos ejemplos.

¿Cuáles son los principales sistemas de inventarios?

Si bien todos los métodos de control de inventarios se asemejan, existen algunas variaciones entre ellos que responden a las necesidades del tipo de empresa. Algunos de los más usuales son:

  • Método PEPS: su nombre significa Primeras Entradas y Salidas, por lo que consiste en el registro de los artículos que se agregan inicialmente para que igualmente sean los primeros en utilizarse o venderse, evitando que lleguen a periodos de caducidad.
  • Método CEP: la Cantidad Económica de Pedido refiere a la técnica que procura que el costo del inventario sea el menor posible, esto es: hacer pedidos de mercancías según el nivel de demanda conocido previamente; determinar la frecuencia y constancia del uso del inventario; y lograr que los pedidos se reciban justo cuando el stock se agota.
  • Método ABC: se trata de la valoración de los productos almacenados según su importancia, para lo que se clasifican en tres distintos niveles:
    • Clase A: generalmente son artículos que representan el 20% del stock, mas su valor puede alcanzar hasta el 80% del mismo. Suelen ser de poca venta.
    • Clase B: Tienen una frecuencia de venta moderada y significan alrededor del 40% de los productos almacenados.
    • Clase C: Son las mercancías menos costosas, con un valor de alrededor del 5% del inventario, pero tienden a ser las más vendidas, por lo que al igual que las anteriores se tienen en un 40%.
  • Conteo cíclico: es la tarea de realizar recuentos constantes de parte del inventario total.  Aunado al método anterior, mejora la fiabilidad y el control de las existencias, ya que permite identificar con tiempo pérdidas y discrepancias.

En IJAM Consulting podemos ayudarte a implementar las tecnologías de administración de inventarios que tu empresa necesita. Contáctanos y solicita una asesoría personalizada.

¿Requieres un sistema para inventarios? ¡Contáctanos!